Ya no existe una formación para toda la vida. La gente tiene ganas de resolver problemas, de una formación práctica, vocacional y especializada.

Las nuevas generación Millenials (nacidas entre 1980 y 1994) o Z (entre 1994 y 2009) están llamados a revolucionar el mundo de los negocios, a cambiar el paradigma de la formación y seguir el ritmo de adaptación de estas nuevas generaciones será el gran reto de la educación en general y de las escuelas de negocios en particular.

Estas generaciones tienen una manera distinta de pensar, huyen cada vez más de la educación formal, de la titulitis (títulos homologados), principalmente en el área de la tecnología, les interesa aprender de forma práctica materias cada vez más concretas y lo quieren hacer con cursos flexibles en los que puedan dar rienda suelta a su creatividad.

Los millennials ya están en las aulas de las escuelas de negocios. Son alumnos y profesores. Pero los integrantes de la generación Z todavía no han llegado y prometen ponerlas patas arriba. Los nativos digitales no creen en el trabajo fijo ni en la educación formal, prefieren el aprendizaje vocacional y especializado.

Es “la generación con más acceso a la información de la historia, pero no necesariamente la mejor informada”, ya que les cuesta ­mucho desligar el polvo de la paja, según un estudio sobre esta generación realizado por Deusto, son creativos y autónomos, quieren resolver problemas; por eso el 39% desean emprender.

Ante esta nueva realidad las escuelas de negocio están reaccionando y tratando de adaptarse, muchas de ellas están convencidas que clásico MBA tenderán a desaparecer, otras por el contrario abogan por un mayor fortalecimiento de las escuelas que apuestan por la formación con fuerte componente humano, por la mejora de las competencias de los docentes que ponga en valor el capital humano.

Con las nuevas tecnologías se puede acceder al conocimiento a bajo coste debido a la desintermediación de la educación que se ha producido con la globalización y el desarrollo digital, los empleadores demandan gente capaz de jugar en equipo y de moverse en entornos inciertos, algo que el aprendizaje espontáneo o el online no pueden dar, y donde las escuelas de negocio deben innovar e incorporar la metodología y competencias que las empresas demandan y que a su vez satisfagan las exigencias de las nuevas generaciones.

Ya no es suficiente con superar las enseñanzas clásicas con ofertas modernas, ni con incorporar la formación blended con plataformas móviles como solución, necesitamos reclutar nuevos profesores promoviendo iniciativas que integren a distintas generaciones, la enseñanza tiene que ser más experiencial en contenidos y en metodología.

Por ello, la adaptación e innovación dentro de las escuelas de negocios debe venir por las metodologías, por los contenidos, por la cuidada selección en el capital humano que sin duda alguna son los que distinguen y mayor valor aportan a sus distintos programas académicos y por el que los futuros alumnos estarán dispuestos a invertir su tiempo y dinero.

La 5º Edición del Máster en Internacionalización de Empresas (MIE) ofrecerá importantes mejoras metodológicas y de contenidos que permitirán acercar al futuro empresario internacional a las nuevas formas de trabajar y conectarse globalmente. Estas mejoras tienen como objetivo comprender e interpretar la innovación y el cambio de los modelos de gestión, adaptando la empresa a las nuevas realidades ofrecidas por las nuevas tecnologías.

 

Ver novedades de la V edición del Master en Comercio Exterior de la Cámara de Comercio.